sábado, 27 de diciembre de 2008

In albis

¿Qué diccionario asalto, qué tesauro descubro,
en qué oscuro y recóndito lexicón me aposto,
a qué voz embozada preparo una emboscada,
qué vocablo volátil, volaverunt, voceo?


¿Por qué esta muda ley obliga a la mudez?
¿Qué sino taciturno nos conduce al mutismo?
¿Qué lacónica lamia nos devora la labia?
¿Qué dios silente hermético nos dispone al silencio?
¿Qué Górgona espantosa hace pétrea la glosa?


Una lombriz inmensa mi lengua lujuriosa,
mariposas afónicas pululan en mi boca
y un vocablo suicida me cuelga de la úvula.


(Mientras, las fértiles gargantas
no cesan de parir abortos mudos)

María Jesús Lamarca Lapuente

3 comentarios:

il disturbo divine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alumnosdeprimeraño dijo...

Felicito a la poeta. Me parecieron bellísimos y movilizadores sus versos. Soy profesora de Modelos Teóricos Lingüísticos en un nivel terciario y voy a proponerlo a mis alumnos para hacer un análisis sociolingüístico.
Cariños, María Graciela.

alumnosdeprimeraño dijo...

Felicito a la poeta. Me parecieron bellísimos y movilizadores sus versos. Soy profesora de Modelos Teóricos Lingüísticos en un nivel terciario y voy a proponerlo para hacer una análisis sociolingüístico.
Cariños, María Graciela.