miércoles, 18 de junio de 2008

Miembra me la poesía española

Me viene a la memoria (me miembra), la imagen de aquel estanque de la Facultad alrededor del cual "los inefables" -grupo de compañeros membrados de poesía (o sea, hasta las patas) a los que todavía frecuento como infame turba de nocturnas aves- leíamos el Libro de Alexandre, el Cancionero de Baena o el Calila e Dimna. "Miembra, miembra, miembra". Busco la palabreja que a mí no me suena rara, ni mal, ni extraña, sino que me retumba en los oídos y en la memoria como excelsa poesía castellana y encuentro en la base de datos CORDE (Corpus diacrónico del español) de la RAE, 202 casos en 37 documentos, desde el Libro de Santa María Egipciaca a Leandro Fernández de Moratín, pasando por Berceo, Alfonso X el Sabio, Lope de Rueda y Juan de Mena. Extraigo de este último los siguientes versos:


V

Pues si dezís del servir
que fue en algo menguado,
ya sabéis que en lo complir
nunca fue el mi bivir en otra cosa gastado,
Ansí que defecto alguno
non me miembra que passasse
en este caso importuno,
nin yerro, salvando uno:
que más que a mí vos amasse.


VI
Pues si dezís del membrar, *
tanto me membré, por Dios,
que con todo mi penar siempre me plugo olvidar
todas las cosas por vos.
Ansí que dezir podría
e jurar, si non bastasse,
que jamás por qualquier vía
passasse un Avemaría
que de vos non me acordasse.

Juan de Mena, Poesía menor, 1438-1456. Barcelona, Planeta, 1989

Entre otros, miembra aparece en los siguientes años y textos: 1215, Libro de Santa María Egipciaca; 1228, Gonzalo de Berceo; 1240, Libro de Alexandre; 1251, Calila e Dimna; 1280, General Estoria de Alfonso X el Sabio; 1300, Fuero de Navarra; 1438, Poesía menor de Juan de Mena; 1545, Pasos de Lope de Rueda; 1828, Orígenes del teatro española de Leandro Fernández Moratín, etc.

Todos ellos usan, y de forma profusa, me miembra, les miembra, se miembra, vos miembra, os miembra, etc. Claro que membrar(se) del lat. memorare ¿tiene algo que ver con el neutro latino mémbrum del que procede el miembro castellano? Un día de estos trataremos detenidamente este asunto en una entrada del blog, pues el lenguaje esconde más misterios de los que una imagina, más tesoros hundidos que los del Titanic y más mapas secretos y laberínticos que los que nos conducían, en la infancia, a las islas soñadas. Hasta ese momento, se admiten apuestas, posibles rutas, nexos y propuestas. Y si naufragan o se encuentran perdidos ¡Agárrense a los diccionarios!

Pero no me digan que no les suena bien:

(...) "que finca por él de fazer toda cosa, et el que pasa más de lo que conviene a él en toda cosa. Antes deve omne aver amor del que es conosçido por verdadero et graçioso et leal, et que ama más las buenas obras et que se teme de pecado, et que ama al pueblo, et que les apiada, et non tiene a ninguno mala voluntad, et que gradesçe el bien que l'faze, et que se miembra sienpre de sus amigos, et es siempre vergonçoso et de buena parte". Calila e Dimna, 1251. Anónimo.

10 comentarios:

j0hN dijo...

miembras?

fatimapeon dijo...

Fantástica iniciativa. Una respuesta inteligente a la crítica deconstructiva y vacua. Enhorabuena.

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Agarrado me hallo:

membrar.

(Del lat. memorāre).

1. tr. desus. recordar (‖ traer a la memoria). Era u. m. c. prnl.

Nada que ver con Miembra, del latín membrum y cuya séptima acepción, "Individuo que forma parte de un conjunto, comunidad o cuerpo moral" es, como en el propio diccionario se indica, un nombre común en cuanto al género, como es Juez, guardia o escarabajo.

Aceptar miembra como femenino de miembro es como:

1.Aceptar jueza, escarabaja o chimpancesa como femenino de juez, escarabajo o chimpance

2.Aceptar guardio como masculino de guardia.

3.Decir que vale decir "Yo no cabo" por que en muchos textos castellanos se usa la palabra Cabo, aunque referido en este caso al grado militar

mashnun dijo...

Parece mentira que precisamente una filóloga diga tantas chorradas sobre la lengua... En fin, qué país.

Por si se le ha olvidado lo que son las palabras con género común, o incluso el epiceno, le recomiendo que visite usted la siguiente entrada, en cuyos comentarios se lo explicarán con mucha claridad:

http://blogs.publico.es/dominiopublico/585/no-hay-que-pedir-perdon-por-decir-miembra/#comments

XM. Prado - Antúnez dijo...

es que miembra significa recordar!!!!!!!!!!!!!!!! Membrarse de o me miembra de ella/ello, pero tiene un cariz ancestral y hoy no se utiliza!!!!!!!!!!!
Yo propongo otro: las votantas, los votontos (y dejemos de ser votantes, que nos integra, y desintegremonos lingüísticmente: que es sin duda lo que realizamos cuando utilizamos el a/o...persistan y sigan, las miembras se "miembran" en el "absoluto". Un fatriarcal abrazo.

nosotros dijo...

¡Vivan las miembras, los periodistos, las músicas, sus señoríos, los dracmos, los pesetos (¡Uy! Perdón, estos existen pero ya no existen las pesetas), los poetos, los comentaristos, las parlantas, las ponentas, los congresistos, los personos y demás.. No tengo manera de denominar estos términos. Y no dudo del uso político y social de lenguaje (Foucault, Arendt, Chomsksy y muchos otros y otras lo han demostrado). Pero sus usos son múltiples y variables, basta con ver a la Sra. Aguirre y su defensa de la "libertad". Pero yo pregunto: ¿No es acaso más importante que la UE pase una directiva por la que todos y todas podremos trabajar 65 horas a la semana y ser así muy felices y contentos esclavizados y esclavizadas? La igualdad también implica que no te exploten ya que una explotación es siempre una desigualdad de poder. Y además, como es costumbre en este mundo la explotación, acoso y discriminación laboral siempre la acaban sufriendo más las mujeres y los niños. Seamos serios o serias, según prefieran. Miembra o miembro... Parece una discusión de Monty Python. Pero sobre todo, es una nimiedad frente a otras ideas o creencias lamentables como el machismo o el racismo subyacentes (o fehacientes) de nuestras sociedades.
Shalom.

nosotros dijo...

También propongo que en vez de "padres" hablemos de: "M + P = Adres" o "l@s p@d3-t" o "Padras" que suena a griego y parece más culto o incluso de "unidades human@s que te han parió". Y si nos ponemos, los franceses tienen el "verlan", se lo copiamos y así podríamos decir "las bra-miem" y los "bro-miem". Quedaría muy rapero.
Shalom

Vladimir / Lu / Dra. Marols dijo...

Insisto: ¿por qué os ponéis tan hostiles? Cuando Clos metía la pata día sí día también, a lo sumo, os reíais, como en Polonia (el programa de TV3), pero si la mete una mujer que representa un Ministerio para la Igualdad, reivindicando un uso más justo y menos privilegios para unos, entonces sacáis los kalashnikovs.

... Ya entiendo, he dicho la palabra clave, ¿verdad?... privilegios.

Intentad ponéos en el otro lado, en la piel del otro. Imaginad que el genérico fuera "La mujer":

"Los grandes logros de la mujer", "Cuando la mujer pisó la luna", etc.

Básicamente, nos hemos cansado de ser "lo otro", "lo auxiliar". Espero que si no vosotros, vuestros hijos ya lo comprendan.

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Tu lo has dicho:

Cuando Clos metía la pata no reivindicaba el uso de sus meteduras de pata. Decía que había metido la pata y punto.

Y si decía que no la había metido, decíamos que era idiota y punto.

Pero la equivocación de Aido ha sido defendida y por eso saltamos a atacarla, por que no merece esa defensa. Ha sido un error y no tiene más trascendencia.

Lo que pasa es que pensais que si termina en O es masculino. Y eso es falso

DESDELDESVAN dijo...

Por la misma regla de tres, no sé por qué seguimos llamando AIDO a la ministra ¿o no debería ser AIDA?
En estos temas de lingüística, como en tantos otros también se cuela de vez en cuando mucho "membrillo"

Mariano Ibeas